Blumer: nuestra historia empresarial

Blumer Maschinenbau AG es actualmente una empresa moderna que opera a nivel internacional y que juega un papel líder en el ámbito del procesamiento ulterior de etiquetas y tarjetas cortadas o troqueladas de pilas. El negocio central de la empresa es los sistemas de producción para etiquetas adhesivas en húmedo bajo la marca "ATLAS". Asimismo de alta prioridad tienen soluciones híbridas de gran alcance para troquelar tarjetas y sistemas para el proceso de corte y enfajado de  timbres para el sector de la seguridad. Por motivos de edad y falta de sucesores, la empresa Blumer Maschinenbau AG y la filial Blumer (USA) Inc. fueron vendidas en el año 2011 al empresario René Amherd. Con este paso se ha asegurado que la empresa pueda actuar también en el futuro independientemente y con vigor innovador. El acreditado equipo directivo se mantiene sin cambios.

2000–2010 Blumer lanza nuevos productos con un gran vigor innovador
Aquí se incluyen el sistema de producción de tiras por contrapresión SG-2020, el sistema troquelador de contrapresión de gran formato DG-35, así como también - el modelo sucesor de la Atlas 110 - la Atlas-1110 LS de nuevo desarrollo que se stablece como nuevo estándar industrial a nivel mundial en muy pocos años. Han seguido significativos desarrollos nuevos y otros adicionales en los sectores del corte transversal, del alimentador de cartón y del eyector de cartón. En 2008 se lanza al mercado la Atlas 40 un sistema totalmente automatizada para etiquetas de corte de pequeño y gran formato. Con el desarrollo de la troqueladora de tarjetas CCS 310 para policarbonato y otros materiales difíciles de procesar se logra la base para el segundo campo de actividad en el sector de la seguridad. La ICMA (International Card Manufacturers Association) premia en el año 2007 el sistema de troquelado de tarjetas CCS con el ELAN Award como desarrollo más innovador del año. Tres años después se obtiene una nueva nominación al ELAN Award para el adaptador de herramienta CCS 310 M/F. Con este adaptador, el sistema se convierte a nivel mundial en el primer sistema híbrido de troquelado de tarjetas.

1990–2000 El foco se centra en la plena automatización de la producción de etiquetas en Blumer
Blumer encuentra junto con otros socios soluciones que abarcan todos los pasos desde el rollo hasta la pila de etiquetas perfectamente embalada en bandejas. Estos sistemas tienen inmediatamente un gran éxito en el mercado. Blumer desarrolla el sistema de troquelado de contrapresión para el procesamiento de formas de etiquetas y materiales difíciles, otra innovación pionera. 1996 se funda la filial Blumer (USA) Inc. en Windsor, Connecticut, con organización propia de ventas y servicio. Un año después, Blumer celebra su centenario con festividades en Otelfingen y Chicago. 

1980–1990 Cambio de generación y crecimiento
En 1984 la sociedad unipersonal Hans Blumer Maschinenfabrik pasa a convertirse en sociedad anónima con sede en Otelfingen. Hans Blumer senior se retira de la compañía. Con los nuevos propietarios de la empresa y accionistas, Hans Blumer junior y Verena Blumer, la empresa sigue estando en manos de la familia. Hans Blumer junior, como accionista mayoritario, asume la dirección. Unos años después se añade un edificio de varias plantas a la propiedad de Libernstrasse 22, un moderno complejo empresarial que se alquila en parte. A partir de 1986 Blumer empieza a comercializar con más intensidad los productos comerciales para la industria gráfica y la industria del embalaje. Con sus propios representantes de ventas, consigue una apertura selectiva del mercado suizo. Esta década de éxito se completa con el desarrollo y el lanzamiento comercial de los modelos PB-90 y PB-110: estas máquinas de enfajado múltiple están equipadas hasta con 18 estaciones de enfajado y tienen una sensacional acogida en el mercado. 

1970–1980 Se presenta la ATLAS
Las instalaciones de la empresa en Zúrich estan quedando demasiado pequeñas y exigen a Blumer un cambio a la Libernstrasse 22 en Otelfingen, donde se esta construyendo un moderno edificio. Blumer asume de la empresa Böhler reglas de corte, de hendido y de perforación para la fabricación de troqueles de corte. Al mismo tiempo, gracias a la incorporación de otras representaciones comerciales para el comercio gráfico y la industria del embalaje, la compañía  expande su campo empresarial considerablemente. Con la entrega de la última platina de troquelado se cierra una importante y exitosa época pero con nuevos desarrollos Blumer abre el camino hacia el futuro. Aquí se incluye la sierra mecánica de dos etapas SERVO HIT para la fabricación de placas de troquelado y mundialmente la primera fresadora de ranuras anulares asistida por ordenador SERVO-STAR. Como pionero se demuestra el nuevo desarrollo de Blumer: una línea de producción de etiquetas para troquelado de etiquetas adhesivas en húmedo en combinación con una instalación de separación y enfajado. En la DRUPA 1977, la empresa presenta por primera vez el prototipo de la ATLAS 110, a partir de 1980 los systemas de producción de etiquetas ATLAS para etiquetas cortadas y troqueladas conquistan sistemáticamente el mercado. El nuevo estándar industrial sigue siendo válido a día de hoy aunque entretanto se ha perfeccionado de manera continuada. Con ello Blumer se convierte en pionera en el procesamiento ulterior de etiquetas. 

1960–1970 Base para el procesamiento ulteriorde etiquetas y tarjetas
Blumer siempre llama la atención a base de constantes innovaciones: la rectificadora de cliché de cinta sinfín elástica EXACT, la fresadora de ranuras anulares RNF y la primera enfajadora de mesa BB-10, una instalación revolucionaria para esa época. Se consigue un éxito importante con la construcción y el desarrollo de la troqueladora D-18. En los años siguientes se llegan a fabricar más de 600 ejemplares de esta máquina continuamente perfeccionada. Forman la base del éxito mundial de Blumer en el procesamiento ulterior de etiquetas y tarjetas. 

1897–1960
 Se ponen los cimientos
Jean Blumer pone los cimientos de la empresa en el año 1897. Al principio repara principalmente máquinas y equipos en su cerrajería, para después convertir el negocio en un taller mecánico. En 1926, Hans Blumer toma las riendas de la empresa de su padre Jean. Bajo su dirección se fabrican máquinas especiales para el sector textil. En los años 30 se añaden importantes desarrollos para la industria gráfica y del embalaje. La empresa crece rápidamente y se ve obligada a cambiar su emplazamiento en Zúrich varias veces. Se desarrollan y fabrican instalaciones y máquinas de todo tipo. Entre ellas máquinas atrapa moscas, aparatos de huellas dactilares, selladoras, dispositivos de automatización de telares, máquinas de aprestado textilasó como también las hasta ahora legendarias platinas de troquelado y las mundialmente conocidas troqueladoras de tipo puente MCB. En 1953, la empresa está a punto demudarse a la nueva fábrica de la calle Leutschenbach en Zúrich, cuando el hijo de Hans Blumer, Hans Blumer Jr., entra en la compañía.